Ceremonia religiosa

Cómo ser la mejor madrina de bodas

09 mayo 2014
MTG

Ser la madrina tiene un gran significado. Bien seas la hermana, familiar o mejor amiga de la novia, quiere decir que eres esa persona que conoce mejor que nadie a la novia, en quien confía plenamente ya que sabes los altibajos de la relación; seguramente has mediado para solventar diferencias, y has celebrado muchas ocasiones especiales con los novios.

Meses antes de la boda existen algunas tareas que deben tener listas, lee aquí

El día de la boda, estos son los detalles en los que se necesita de tu apoyo:

Discurso: Preparar las palabras que vas a decir a los novios al menos una semana antes. Toma como fuente de inspiración recuerdos gratos que hagan alusión a cuando se conocieron, sin dejar en ridículo a ninguno de los homenajeados.

Ayudar a la novia a vestirse: El día de la boda, debes estar igual de temprano ayudando a la novia a arreglarse, asistiéndola en lo que necesite, que tenga todos los accesorios disponibles y que no olvide nada; además de calmar los nervios, mantener a distancia al novio para que no se vean antes de llegar a la iglesia, entre otros detalles.

Ayuda a mantener el orden: Atender amablemente a los invitados de la novia en momentos como por ejemplo, la sesión de fotos, si algún niño necesita ir al baño o algún retraso con los músicos o pasapalos. La idea es que colabores para “apagar el fuego” cuando surjan circunstancias que puedan poner nerviosa a la novia. Aquí es donde la frase “Tranquila, yo me encargo” será música para sus oídos. Por supuesto, aprovecha tu empatía con familiares y amigos para que también te apoyen en esta tarea.

Asiste a la novia en todo momento: Desde acomodarle el velo mientras camina al altar, evitar que se dañe su maquillaje en algún momento que se conmueva hasta las lágrimas, hasta guardar algún obsequio y acercarle los zapatos de cambio para estar más cómoda cuando no aguante los tacones.

Recomendaciones finales

  • Si la novia desea hacer dieta, apóyala con el plan que siga del nutricionista y su entrenador.
  • Destaca sólo en el vestido sin opacar a la novia, no uses el color del vestido de la novia, ni escotes muy pronunciados.
  • Mantente bajo perfil.
  • Ten una cámara, a pesar de que tengan servicio de un fotógrafo profesional.
  • Ten a la mano los números de teléfono importantes: el novio, el padrino, los padres, los proveedores y todo aquel que tenga una participación importante en la boda.
  • Apóyate en los proveedores, familiares y amigos para que todo salga como un cuento de hadas.

Si eres la novia o amiga, comparte este artículo con la madrina, te lo agradecerá.

 

 

Comentarios

Deja un Comentario