Bebidas

La Responsabilidad de Calcular las Cantidades

14 marzo 2011
Bettina Nuñez Romero

A pesar de que podamos caer y volverlo a intentar, estimo que podemos afirmar certeramente, que no andamos por la vida casándonos todos los días.

Por ello, resulta por lo demás comprensible que, a la hora de planificar nuestra boda, tengamos en mente aquellos productos que nos gustaría disfrutar en compañía de seres queridos pero no sepamos las cantidades que debemos colocar. A continuación algunos tips que pueden servir de guía.

En el caso del whisky, el cálculo podemos realizarlo de la siguiente manera: 1 botella de 750 ml tendrá un rendimiento aproximado de 12 tragos servidos al estilo venezolano (mucho hielo + mucho whisky + un toque de agua o soda). De modo que de una caja de 12 botellas de whisky, podemos obtener aproximadamente 144 tragos.

De modo que, es válida las medidas que establecen usualmente las Agencias de Festejos: 12 botellas de whisky por cada 50 invitados. Pero, ¿acaso no resulta poco dar apenas 3 tragos de whisky por cada invitado en mi fiesta? El detalle está en que, si tomamos en cuenta que una boda es un evento social donde se va generalmente en pareja, tenemos que aproximadamente la mitad de los invitados estarán conformados por mujeres y niños que, en el caso de las primeras, van a consumir menores cantidades de alcohol que los hombres y en el caso de los segundos –en teoría- consumirán otros tipos de bebidas no alcohólicas. El resultado: los 3 whiskies que estamos calculando como rendimiento por invitado de cada 12 botellas pueden llegar a ser 5 o hasta 6.

¿Aún resulta poco? Es un tema de criterio, y de responsabilidad. La metabolización del alcohol en el cuerpo del ser humano, se produce lentamente, y los cálculos de consumo responsable indican que debe ingerirse aproximadamente un trago por hora, de modo que podamos dar a nuestro organismo el tiempo necesario para asimilar el alcohol de manera adecuada, sin que surta efectos perjudiciales en nuestros reflejos ni en nuestro equilibrio. Si usted calcula que su boda empezará a las 9 de la noche, y toma en cuenta que muy probablemente además de los whiskies, sus invitados brindarán inicialmente por su felicidad con algún espumante y que resulta probable que consuman alguna copa de vino con la comida, tenemos que a las 4 de la mañana usted puede tener la dicha de tener a la gran mayoría de los convidados en plenas facultades y no deberá preocuparse por las contingencias que derivan de una ingesta excesiva de alcohol –a menos que usted haya considerado esto como parte del espectáculo-.

En el caso del vino y el espumante, una botella de 750 ml tendrá un rendimiento aproximado de 8 copas bien servidas. ¿Cuántas coloco por persona? Depende de distintos factores. Si el evento es en el día, puede preverse un mayor consumo de champagne o espumante al ser esta una bebida refrescante (acá también aplican factores culturales, como por ejemplo la familiarización en mayor o menor grado con el producto, poder adquisitivo, etc.). En el caso del vino, un factor determinante será el tipo de comida a colocar. ¿Es una cena servida o sólo canapés? En el caso de cenas servidas, más sosegadas y opíparas, el comensal muestra mayor tendencia al consumo de vino, por lo que incluso resulta lógico que puedan calcularse dos copas por persona. En cambio, si a lo largo del evento sólo se distribuirán canapés, resulta muy probable que el comensal se mantenga ingiriendo el producto con el que inició (whisky, espumante o algún otro producto).

¿Y para la barra de cócteles? Oriéntese por la cantidad de jóvenes y mujeres que tiene como invitados, y solicite asesoría a su barman. Sin duda le orientará. Salud!

Comentarios

Deja un Comentario