Bebidas

Sin confusiones

08 febrero 2011
Bettina Nuñez Romero

En medio de la planificación de la boda, es natural que existan momentos y situaciones de confusión cuando se trata de acordar un servicio con cualquier proveedor. Además los cambios de idea o de disponibilidad de ciertos elementos, pueden agitar los nervios. Para evitar que el asunto llegue a mayores, toma cartas en el asunto desde temprano.

Luego de tu ronda de investigación, cuando ya tengas definido a quien quieres contratar para cada categoría de tu boda, repasa uno por uno para confirmar que tengan su agenda libre para ese día. No asumas que con la primera reunión ya te tendrán en su lista de asuntos pendientes.

Debe quedar muy claro la fecha, la hora y el lugar exactos, para evitar que otra iglesia reciba las flores o que los músicos lleguen al salón equivocado. Cualquier cambio debe ser informado a todos los interesados para evitar malos momentos.

Deben quedar bien detalladas las cantidades de cada ítem que se vaya a contratar, el número de mesas, sillas, mesoneros, centros de mesa, tortas, dulces, pasapalos, etc. No importa la categoría, la intención es evitar fallos en cualquier servicio.

Todos tus proveedores necesitan contar con un número para contactarte en caso de algún problema que se presente, ya que por más cuidadosos que sean tu o tu contratado, siempre pueden surgir imprevistos que varíen lo que se está acordando.

Si algo que deseabas con todas tus ganas se hace imposible por el motivo que sea, no entres en pánico, ni permitas que los nervios se apoderen de ti. Comprende que estos inconvenientes son posibles pero también solucionables. Además, es importante tomar en cuenta que nada ocurre por malas intenciones, por el contrario, tus proveedores están a tu disposición para remediar cualquier situación que amenace la boda de tus sueños

Comentarios

Deja un Comentario