Ceremonia religiosa

Bodas venezolanas

04 febrero 2014
MTG

Cada cultura es un mundo y, en el caso las ceremonias matrimoniales, la de Venezuela es muy especial. Sin importar si los conyugues provienen de una familia italiana, griega, judía, española, entre otras, existen ciertas similitudes que hacen únicas las bodas venezolanas.

Pedida de mano y compromiso

A pesar de que algunos novios son muy tradicionales, la costumbre de pedir la mano de la novia ha dejado de ser popular a lo largo de los años, y se pasa directamente al anuncio del compromiso de matrimonio.

Sin embargo, pedir la mano es apreciado por algunas novias como un gesto muy romántico e inolvidable. Además, suele ganar puntos hacia los futuros suegros, en especial si no se llevan muy bien; es una manera de hacerles saber que honran su papel en la vida de su hija y les invita a la reconciliación o a darle un voto de confianza al novio.

Luego de entregarle el anillo a la novia, se procede a la celebración del compromiso, lo que marca el inicio de la cuenta regresiva para la fecha de la boda.

Despedida de soltero (a)

Muchos se van por lo tradicional: alcohol, decoración alegórica a la ocasión, juegos y strippers,  o bien, organizan un viaje para disfrutar un día de playa con su grupo de amigos hombres o mujeres, según sea el caso. Algunos hacen dos celebraciones: una donde se incluyen a miembros de la familia y otra donde sólo participan amigos.

Actualmente existen más opciones, como reuniones de belleza para las chicas, karaokes, reuniones tuppersex (donde una asesora profesional habla sobre sexualidad o explica el uso de juguetes sexuales etc.), entre otras.

Lo importante es pasar un rato agradable y despedir con alegría esta etapa de sus vidas.

Ceremonia del matrimonio civil

Usualmente se realiza antes del matrimonio eclesiástico. Antes de llamar al juez, se deben cumplir varios requisitos, dependiendo de si ambos novios son venezolanos o si alguno es extranjero residente. Lleva cierto tiempo recopilar los documentos, los cuales pueden consultar en la jefatura civil de su conveniencia.

Pueden casarse en la jefatura civil o pedir un servicio que se traslade al lugar donde deseen celebrar el evento. Tomen en cuenta que este servicio tiene un costo adicional, pero vale la pena si desean un ambiente especial.

Se ha hecho costumbre celebrarlo en casa, en un pequeño salón de fiestas o en el jardín de algún conocido u organizador de fiestas. No debe ser necesariamente un lugar grande, ya que para este evento acuden los familiares y amigos más íntimos, a los que se les ofrece un pequeño brindis y agasajo.

Ceremonia eclesiástica

Es la ceremonia que más ilusión hace, por contener las escenas más conmovedoras en la entrada y entrega de la novia, la ceremonia religiosa, los votos matrimoniales, el velo y el vestido de novia, entrega de los anillos, en fin, transcurre allí todo lo que los novios sueñan para dar inicio a una nueva vida y familia.

Recepción o fiesta de bodas

El momento más esperado, sobre todos por nuestra naturaleza bonchona. Procuren buscar una locación lo más cercana posible a la iglesia, ya que el tráfico puede generar muchos retrasos. Pueden elegir la opción de festejar en un salón de fiestas, un restaurante o un jardín o casa acondicionada para el número de invitados.

Destacan variedad de pasapalos y mesas temáticas con la comida que más les gusta a los novios e invitados; pero entre todos estos, los tequeños y el whisky son elementos que nunca deben faltar en una boda venezolana.

En cuanto a la música, además incluir los gustos personales de los novios, es común, por no decir inevitable, escuchar merengue de los años 80, canciones de la orquesta Billo’s, la famosa hora loca  y el trencito al son de “Vamos negro pa´ la conga”, de Ricardo Montaner. Todos con pitos, antifaces y sombreros que “certifican” que se celebró una estupenda fiesta de bodas.

Sea cual sea su estilo, en las bodas venezolanas todos desean colaborar para que la celebración salga perfecta; una solidaridad innata de parte de los seres queridos que se agradece en ese momento en el que todos comparten la felicidad que embarga a los novios.

Comentarios

Deja un Comentario